< Regresar

Dulces Tina Mía

  • Insurgentes cdra. 1, San Miguel
    578-5404

Horarios de Atención:
Martes a Domingo
10 A.M. - 20 P.M.

Gasto Promedio:
S/. 10

Ocasión:
- Familiar
- Cualquier Ocasión

Formas de Pago:
Efectivo

Servicios:
Accesibilidad
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading...

La esquina del engorde. Así le gusta a Tina Reyes que llamen a su dulzona esquina en San Miguel donde lleva unos 30 años. Todo empezó cuando, en un descanso de su trabajo en una fábrica, rehusó quedarse en casa y salió a vender al mercado cebiche con papa a la huancaína. “Me demoré más en preparar que en vender”, recuerda la experta que luego incorporó los postres a su oferta. Vio que cocinar le era más rentable y decidió cambiar la fábrica por un puestito de postres limeños bajo sus propias recetas. “Soy terriblemente tradicional”, confiesa sobre su estilo esta mujer de manos inquietas. Su estrella, el ranfañote, lleva algunos toques propios. Ella conoció este dulce gracias a una casera y con él ganó un concurso de postres de antaño. Su versión fue diferente: con pan crocante más que húmedo y acompañado con pasas. Sus caseros ya están acostumbrados a encontrarla con él en Mistura.

Ranfañote, dulces de camote e higo (S/.6), suspiro de limeña y torta de chocolate (S/.4), budín de sémola (S/.3.5) y mazamorra (S/.2) se pueden encontrar en su humilde puesto. También hay arroz con leche, crema volteada, pie de limón, queques, mazamorra de cochino y tres leches; pero no todos al mismo tiempo. Por verano aparecen los bavarois y cheesecakes. Entre tanta golosina incluye siempre un toque salado: la causa que sale volando. Por un tema de salud, ahora su esposo y su sobrina la ayudan a cocinar pero Ernestina ‘Tina’ Reyes no deja de meter mano. “Él ya me está ganando. Es un innovador, le gusta echarle otras cosas para ver como sale -comenta- La innovación ya es tema aparte, se tiene que mantener lo tradicional”. Cuando Alianza juega en Matute ella los acompaña para vender sus postres. En un buen día lleva hasta 20 tortas y se acaban. Vamos por un pedazo.

 

Cuéntanos tu experiencia