< Regresar

Don Cucho

  • Calle 8, Lt. 14 A. Hacienda Casablanca, Pachacámac
    231-1415

Horarios de Atención:
Martes a Domingo
10 A.M. - 17 P.M.

Gasto Promedio:
S/. 51-100

Ocasión:
- Familiar
- Cualquier Ocasión
- Niños

Formas de Pago:
Efectivo Visa Master Card

Servicios:
Reservaciones Estacionamiento
Cheff: Don Cucho


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading...

Cruzamos el portón de Don Cucho para ingresar a un pequeño pueblo donde un gran equipo de pachacaminos fríe anticuchos y picarones, chicharrones y cuyes y -al centro de todo- el mismo Cucho La Rosa maneja las sartenes para preparar su célebre lomo saltado.

Como tentempié de esta experiencia gastronómica está el paseo por la casa-hacienda construida a mediados del s. XVIII. Al ingresar, el comensal no dejará de curiosear por el pasaje de batanes y los salones que lucen documentos de la Guerra con Chile, cientos de fotografías de matrimonios antiguos, recetarios de cocina y colecciones de radios. Es una visita por un mini museo que el cocinero empezó a crear en el 2006. Al fondo del restaurante se halla el refugio de los niños. No verá juegos mecánicos sino pizarras para colorear, columpios y otros juegos.

Este es el refugio de don Cucho, el también conductor radial de “La divina comida” (RPP), para la cocina criolla, casera y familiar servida en generosas fuentes (porque llamarlo plato es quedarse corto). Ingresamos a los salones-comedores, que pueden albergar hasta 800 personas, y revisamos la atractiva carta. Les recomendamos la camaronada de Pachacámac (sea consciente con las vedas), los chicharrones (hay de cuy, conejo y cerdo), la sopa seca con carapulcra (el famoso manchapecho), el tacu tacu a lo misio y por supuesto el lomo saltado. Una yapa, el fin de semana sale la pachamanca de ternero (todo un espectáculo que se prepara al fondo del jardín) que llega a la mesa empaquetada en hojas de plátano junto con los tubérculos y demás insumos. Recuerde, el corcho de vinos es libre.

Cuéntanos tu experiencia