< Regresar

Pisco bar

  • Av. Petit Thouars 5390, Miraflores

Horarios de Atención:
Martes, Miércoles
12 P.M. - 22 P.M.

Jueves
12 P.M. - 23 P.M.

Viernes, Sábado
12:30 P.M. - 12:45 A.M.

Gasto Promedio:
S/. 31-50

Ocasión:
- Nocturno

Formas de Pago:
Efectivo Visa Master Card

Servicios:
Wifi Reservaciones Estacionamiento Accesibilidad
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading...

Cuando Ricardo Carpio abrió las puertas del bar, allá por el 2003, el pisco no estaba de moda y aún no se celebraba el día del pisco sour. Hoy nos encontramos con este templo de culto al pisco en el que se promueve el consumo del destilado puro. Nuestra bebida bandera es el centro de atención. Solo se trabaja con bodegas artesanales (seis en total) a las cuales se les hace seguimiento desde la cosecha. Ricardo también viaja a las regiones productoras -prueba y analiza- en busca de las botellas que se servirán en la barra. “Nosotros hemos sembrado, cosechado, chancado uva y destilado. Hemos pasado por todos los procesos y aprendimos. Este es un local educativo”, resalta sobre Pisco bar donde el 80% de sus visitantes son extranjeros.

Para los que aún no se animan a tomar pisco puro, hay una carta de cocteles pisqueros (todos a S/.22) encabezada por el chilcano. El rey (recordemos que son organizadores de la Semana del Chilcano) se sirve en un vaso con hielo y un blend de negra criolla y torontel de la casa. Lo acompañan con una lata de ginger ale para que cada uno se sirva a gusto. Ellos consideran el coca tonic como el trago más peruano (por sus insumos) y sugieren el too shicha (pisco, chicha morada y chicha de jora) para los más dulceros. Ojo, han desaparecido al pisco sour de la carta -“no creemos que sea la mejor forma de promocionar el pisco”- pero pueden prepararlo si alguien lo pide.

Como decíamos, acá se ofrecen piscos por copa y encontramos rarezas como un Cholo Matías quebranta de 25 años. Hora del maridaje: pruebe un wantan cevichero con un torontel Torre de la Gala, un wantan de la selva con moscatel Campo de encanto o una ensalada de quinua con uvina de Ángel negro. “Se debe educar para que se conozca que el pisco es un destilado, de aromas y fragancia, y por ende puede ir en la mesa”, comparte Ricardo.

Punto imperdible para turistas -y para todo aquel que quiera aprender más sobre el pisco- se realizan tres clases de testings (con una semana de anticipación) para los cuales te puedes contactar con ellos por Facebook.

Cuéntanos tu experiencia