< Regresar

El Taller Pâtisserie


Horarios de Atención:
Lunes a Sábado
10 A.M. - 17:30 P.M.

Gasto Promedio:
S/. 11-30

Ocasión:
- Cualquier Ocasión

Formas de Pago:
Efectivo Visa Master Card

Servicios:
Delivery
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading...

Llegó a la carrera de pastelería por accidente y decidió terminarla porque en ella encontró el balance perfecto entre su vena artística y su pensamiento metódico. “Me atrapó por su versatilidad -recuerda Raúl Cenzano- Me encanta que la pastelería sea ordenada sin llegar a ser cuadriculada. Me nutre creativamente pero también puedo crear líneas de producción, armar negocios, implementar. Ese es el ingeniero que hay en mí”.

El Taller nació hace ocho años en la cocina y la sala del departamento familiar de Cenzano. Por eso “me siento cercano a la gente que recién empieza. No inicié de frente con una tienda sino que la he armado poco a poco”, cuenta el chef pastelero. De solo atender pedidos por la página web ahora tiene una tienda en el Jockey y una pequeña boutique en Lince, en la misma planta. Ese camino de crecimiento también involucra encontrar a sus socios -Cinthia Yong, Frescia Cerna y Luis Chau- así como el trabajo diario de investigación, prueba y desarrollo de los talleristas que conforman el equipo. ¿Y de dónde nace el nombre? “El corazón de todo es el taller de producción y este no es nada sin la gente que lo trabaja”, recalca Raúl a cargo de 12 personas.

Acá no se fijan en las etiquetas. Si es pastelería clásica o vanguardista, de la escuela francesa o postres peruanos. “No creo en la división”, sostiene Cenzano quien prefiere centrarse en una apetecible meta: preparar el mejor dulce que hayas probado. Para ello cuenta con un sabroso arsenal que incluye queques, relámpagos (10 sabores desde vainilla y chocolate a pera), bombones (de camu camu, lúcuma y más), tortas personales (prueba el Chabuca de Ceylán: cremoso de vainilla relleno de manzanas salteadas y bizcocho de vainilla o un Felicidad: triple chocolate en el queque, fudge y decoración) y sus populares macarrones (de chocolate y nibs, pisco sour y más). Por fechas, también lanzan otros dulces como alfajores y turrón. “Tratamos de contar una historia con cada postre que hacemos”, se refiere tanto en la tradición del mismo dulce como a recuerdos personales.

Mientras se habla del boom de la cocina peruana, Cenzano considera que la pastelería en nuestro país aún está “en pañales”. Falta un gremio más fuerte y mayor desarrollo de negocios que apuesten por la pastelería de alta gama. “Para explotarla correctamente necesitas ser multidisciplinario. La gente de otras áreas te nutre y logras mejores productos”, asegura pensando en la última colaboración con diseñadores industriales para lanzar la línea de bombones Sipán. No hay que perderle la pista a sus próximos proyectos.

* La tienda del C.C. Jockey Plaza abre de 11 a.m. a 10 p.m.
** Para hacer pedidos web se necesitan 48 horas de anticipación.

Cuéntanos tu experiencia