< Regresar

Barra Khuda

  • Calle Voto Bernales 340, Urb. Santa Catalina, La Victoria
    363-3599

Horarios de Atención:
Martes a Domingo
11:59 A.M. - 5 P.M.

Gasto Promedio:
S/. 31-50

Ocasión:
- Cualquier Ocasión

Formas de Pago:
Efectivo Visa Master Card

Servicios:
Wifi Reservaciones
Cheff: Enrique Paredes


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading...

Cocina con libertad. Esa es la filosofía de Enrique Paredes. Detrás hay mucha diversión y creatividad, además de la experimentación con insumos de todas las regiones. “Parece que mi mamá estaba interesada en que sea cocinero”, observa Enrique quien, de chico, pasaba los días con ella viendo el canal Gourmet. Así le tomó el gusto junto con la práctica en casa. El cushuro, el yacón, las hojas de bijao y la cocona eran comunes en el hogar. “Se compraba en La Parada y lo que se conseguía se servía a la mesa. Se comía poca carne, más eran vegetales y tubérculos”, recuerda el joven cocinero que así fue desarrollando su estilo.

La escuela de cocina no fue lo que esperaba. Sin presión y donde todos hacían lo mismo cuando él quería probar algo distinto. Comenzó a practicar y así fue buscando su propio camino -seguir creciendo como cocinero- hasta que en el 2015 se unió con Adolfo Gosalvez y Rushdy Vergara (detrás de Street Burger) y surgió la idea de crear una barra cebichera.

“En Barra Khuda hacemos cocina peruana marina con insumos que usé en mi infancia. Algunos no los conocen, pero se les puede dar un buen uso. Es una cocina diferente, sabrosa y con criterio. Son platos tradicionales a nuestro estilo, con más vegetales. Es hacer una nueva cocina peruana o cocina con libertad”, explica Enrique detrás de la barra donde prepara un cebiche 2017, mientras lidera a su equipo. “El cocinero es un aprendiz. Tratamos de evolucionar todos, yo también”.

La barracuda -ese pez que intimida a su presas antes de comérselas- está presente con divertidos toques en el local: graffitis, esculturas, adornos. El arte de Enrique no está solo en los platos ya que, como artista autodidacta, ha decorado la barra con algunas de sus piezas. Adivine cuáles. Ahora nuestra mirada se enfoca en la pizarra que cambia semanalmente. Se trata de una carta estacional en la que un día puede llegar a la mesa buri y otro cachema. Prueba con los diferentes insumos del mercado como chorizo amazónico o mashua. Un buen ejemplo de la libertad en su cocina es la causa que cambia todos los días con diferentes productos, decoraciones y técnicas. “Es seguir evolucionando la cocina peruana con un estilo más divertido y siempre pensando lo que hay detrás”.

Los recomendados: para picar un pan con pescado, en fríos su cebiche Khuda (con sabores amazónicos) y en fondos el pulpo saltado y el arroz Khuda thai (arroz meloso al curry y ajíes dulces). En unos meses, llegarán nuevos platos calientes platos como un cau cau de choros y un sudado amazónico. Y cada día encontramos un postres distinto. Cada mes hay una cena degustación con un cocinero invitado. ¡Vamos!

Cuéntanos tu experiencia