< Regresar

BarBarian

  • Calle Bonilla 108, Miraflores
    497-5978

Horarios de Atención:
Lunes a Domingo
12:00 P.M. - 01:00 A.M.

Viernes, Sábado
12:00 P.M. - 03:00 A.M.

Gasto Promedio:
S/. 31-50

Ocasión:
- Nocturno

Formas de Pago:
Efectivo Visa Master Card

Servicios:
Wifi Reservaciones Accesibilidad
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading...

Del garaje al bar propio. Con poco más de 20 años, Diego Rodríguez, Ignacio Schwalb y Juan Diego Vásquez juntaron ollas, un cooler y una damajuana heredada (además de otros utensilios sencillos) para preparar su primera chela artesanal en un garaje. Para este trío, todo comenzó como un hobby sin pensar que formarían parte de la revolución cervecera peruana. Con su último proyecto crearon un refugio para otros ‘beer geeks’ como ellos. Conozcamos sus orígenes.

Al inicio (2009), se juntaban una vez al mes para tomar lo que iban preparando e invitaban a familiares y amigos. Cuando por fin hicieron más cerveza de la podían tomar y regalar decidieron que era momento de venderla. La primera fue una Barbarian Red Ale: de sabor y aroma dulce y amargor final. Un bar miraflorino fue el primero en ofrecerles un espacio en su barra. Para el 2014, contaban con 200 clientes (entre restaurantes, bares y cadenas de supermercados), una planta de producción de 500 m2 en Huachipa y consiguieron sus primeros reconocimientos por su Red Ale, Chaski Porter (con sabor y aroma a café, cacao y chocolate amargo) y L.I.M.A. Pale Ale (sabor y aroma cítrico-frutado como a maracuyá y mango). La última en ganar una medalla fue la Chicha tu mare (elaborada con los ingredientes de la chicha de jora) en el 2016.

El proyecto de cochera se convirtió en una toda una empresa por la que dejaron sus otros trabajos. No obstante, aún faltaba algo. El siguiente paso era evidente: abrir el bar propio para continuar difundiendo la cultura de la cervecería artesanal. Con murales en las paredes y desplegando una impresionante colección de botellas, por fin abrieron BarBarian donde ofrecen más de 20 caños de cerveza draft entre nacionales (propias y de compañeros) e importadas. Se sirven en 100 ml., 200 ml. y 400 ml. además hay samplers de 4×100 ml. para probar antes de elegir tu chela de la noche. Ojo a sus actualizaciones en Facebook pues hay noches en las que aparecen barriles de edición limitada.

Como no solo podemos vivir de cerveza, están los piqueos para acompañar la experiencia: alitas (maceradas en cerveza), tequeños, quesadillas, papitas, camotes, aros de cebolla y más. ¿Buscas algo más light? Hay tres opciones de ensaladas. Y en el caso de las hamburguesas, se puede cambiar la carne por hamburguesa de quinua. Una victoria para los vegetarianos.

Cuéntanos tu experiencia