< Regresar

Ana Avellana


Horarios de Atención:
Martes a Domingo
08:00 A.M. - 21:00 P.M.

Gasto Promedio:
S/. 11-30

Ocasión:
- Familiar
- Cualquier Ocasión

Formas de Pago:
Efectivo Visa Master Card

Servicios:
Cheff: Ana Luisa Velarde


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading...

Su primer trabajo fue para la boda de su hermana. Se dio un breve salto de Nueva York -donde estudiaba en el Culinary Institute of America en los noventas- trayendo en las maletas unos 20 kg. de chocolate gianduia. “¡Me encanta, es chocolate de avellana!”, dice con una gran sonrisa Ana Luisa Velarde, creadora del acogedor Ana Avellana. Curiosamente, por el momento la pastelería no cuenta con un postre a base de la nuez. Con calma, promete Ana. Dejando atrás un alocado primer año (las vacaciones están pendientes), lo que busca es organizar y delegar para tener más tiempo y hornear nuevos y deliciosos proyectos. “Si no delego, no avanzo”, ha sido una de las lecciones aprendidas.

Una gran pizarra muestra los antojos que podremos satisfacer en nuestra visita: de dulces a salados. Detrás de la barra, un grupo de pasteleras se encarga de preparar a diario bizcochos, pies y tortas. Todo está a la vista, no hay secretos. A su costado están los baristas y detrás de una puerta los chicos de cocina encargados de los sánguches como el roast beef y el aplastado (generoso, como para compartir). Vaya de frente a la barra, haga su pedido y la misma persona que lo preparó se lo servirá. “Me gusta que las mismas pasteleras vayan y sirvan el postre; así la gente sabe quién lo ha hecho. Es más personal. Si no, voy yo y se lo dejo. O estoy adentro lavando. Soy una más y soy jefa cuando debo”, comenta la siempre activa Ana.

De sus estudios culinarios en Nueva York siguió con gestión de restaurantes en Miami -“creo que soy más business (que cocina) porque esto es un negocio”- y en honor a esas dos ciudades nacen su cheesecake al estilo NY (cubierto con fresas y arándanos) y el key lime. ¿Qué más podemos probar? Pie de arándanos, blondie con trozos de piña, crocante de uva borgoña (solo por verano), cupcake zambito y una larga lista a la que no podrá resistirse. Durante todo el día, ofrecen un menú de desayuno: ensalada de frutas con yogurt griego y granola; o un plato de huevos (a su elección) con jugo, café (blend de granos de Cajamarca) y una variedad de panes. Para el almuerzo, pida la opción de crema del día y tarta o 1/2 sánguche. En Ana Avellana se disfruta a todas horas, no solo en el lonchecito.

El buen humor de Ana es contagioso y otra razón del éxito de su pastelería. Hacer reír a las personas le gusta tanto como la música. De merengazos a ópera dependiendo del ánimo del día. No dudamos que, en otra vida, hubiera seguido su pasión por la música hasta ser cantante. “Cuando estoy sola cocinando, ¡me divierto tanto! Canto como loca, bailo, hago todo un show. Toda esta vaina a veces termina en el bendito postre. Como le digo a las chicas, tienen que estar de buen humor sino va a salir todo mal. Ahora último me gusta Maluma, no sé por qué, qué guapo ese chibolo (ríe). Esa es música de cocina para mí”.

 

Cuéntanos tu experiencia