< Regresar

Alzo


Horarios de Atención:
Lunes a Domingo
7 A.M. - 11 P.M.

Gasto Promedio:
S/. 31-50

Ocasión:
- Familiar
- Cualquier Ocasión
- Romántico

Formas de Pago:
Efectivo Visa Master Card

Servicios:
Wifi Reservaciones Accesibilidad
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Loading...

“El ADN de Alzo es el aceite de oliva” -afirma Renzo Miñán, creador de la bodega, café y restaurante de comida peruana con toques mediterráneos- “Los sabores a tomate, ajo y albahaca jamás van a tener pierde. Y más si les agregas queso parmesano y un buen pan. Además, son sabores que están dentro de nuestra cultura y paladar”. Una casona de la Av. Villarán -ya veremos qué otras sorpresas ofrece la zona- nos ofrece un cálido ambiente, con sus ventanales y sus motivos silvestres en las paredes, para disfrutar una buena comida en cualquier momento del día: ya sea para tomar un desayuno familiar, un confortable almuerzo o alzar unas copas en pareja.

Es momento de elegir. Tenemos los clásicos del desayuno (acompañados por café y jugo) donde el chicharrón siempre será el rey. También platillos individuales como las ensaladas de fruta y el parfait, la gran selección de sánguches (de la butifarra al vegetación), unos waffles o los huevos benedictinos con trucha ahumada. Para el almuerzo, nos ponemos sabrosos y pedimos un pastel de choclo, fetuccinis a la huancaína o un asado de tira. Ensaladas frescas, carpaccios y pastas también forman parte de la carta. Cerramos el día con unos cocteles o una copa de vino -en el segundo piso se encuentra la barra- que podemos acompañar con una de las variadas pizzas que preparan en su horno especial. Anímate por la campesina, la amazónica o la de trucha ahumada con masa de harina de quinua. El chef Ulises Vásquez recorre con frecuencia el salón siempre dispuesto a escuchar al comensal y brindar su asistencia.

El toque extra lo da la bodega donde encontramos pan recién horneado a toda hora (unas 10 variedades que cambian 2 veces al mes entre campesino, siete semillas, de quinua, con aceituna, frutos secos, frutos del bosque y más); además de mermeladas, vinagres, dips, aceites, entre otros.

Renzo Miñán trabajó durante 4 años en el hotel Hilton lo que lo curtió cuando se trata de horas punta y la adrenalina de la cocina. “Ahora para sentir presión tiene que ser algo muy fuerte porque me tomo las cosas muy relajado”, sostiene el también dueño de la barra cebichera Qalani. Él se rige por una regla al momento de elegir su equipo: trabajar con personas que, por encima de todo, tengan valores y después sean cocineros. “Un cocinero se va a ir forjando, pero valores no puedo enseñar”. Alzo aún no cumple el año -se inauguró en setiembre del 2016- pero su mira ya está puesta en el futuro; abrir un segundo local en Lima, provincia o el extranjero.

EL DATO: Los precios variarán dependiendo de lo que uno busque. Desayuno: S/.25 – S/.30. Almuerzo: S/.50-S/.55. Cenas: S/.40-S/.60.

Cuéntanos tu experiencia