Regresar

Emoliente helado de Claudio’s

Emoliente helado de Claudio’s

Sea en su versión tradicional, con frutas extras como el aguaymanto, helado o con pisco; un buen emoliente se acepta en cualquier momento. Ha llegado a nuestros días como legado de las tisaneras de la Lima virreinal. En esa época, su fama como bebida medicinal (que aún se mantiene) lo popularizó entre el público. Hoy resulta normal encontrar, en la esquina de tu casa, al emolientero en su carretilla.

Este sábado 20 celebramos el Día del emoliente, quinua, maca, kiwicha y demás bebidas naturales tradicionales con una receta dedicada al emoliente helado. Fuimos en busca de Claudio Manrique -con más de 14 años de experiencia en el mundo de las bebidas naturales y dueño de Emolientes Claudio’s- para que comparta sus secretos.

 

Buscamos una linaza nacional (preferiblemente de Huancayo) porque el resultado da un emoliente más consistente. “El emoliente no es un tecito”, nos recuerda Claudio.

Cada ingrediente tiene una propiedad distinta. La linaza es desinflamante, los membrillos son buenos para el estómago y la piña es diurética.

En una olla, hervir (a fuego lento) la linaza en un litro de agua. Esto tomará entre 20 y 30 minutos. Una buena linaza rebalsará, como la leche, cuando comience a hervir. En la foto, ya está la linaza lista.

En otra olla hervir, también a fuego lento, todo el concentrado de frutas y hierbas con 4 litros de agua. Tomará alrededor de 5 a 10 minutos. Colar.

En un vaso, echar la linaza, el concentrado de frutas, azúcar al gusto, el limón y mezclar. La linaza es espesa así que asegúrese de combinarla bien con el concentrado. Refrigerar de un día para otro. También se pueden crear cubos de hielo del mismo emoliente.

Tiempo
40
min
Dificultad
Dificultad Fácil
Porciones
1 jarra
porción

INGREDIENTES

  • 2 cucharadas de linaza nacional
  • 2 membrillos trozados
  • 2 duraznos trozados
  • 1 trozo de piña
  • 5 litros de agua
  • 1 cucharadita de cebada
  • 1 ramita de hierbaluisa y cedrón
  • Azúcar al gusto
  • Limón

CONSEJO

A partir de esta receta base, luego le podemos agregar otros ingredientes como la chía, sabila, aguaymanto o tamarindo. Esto se hace una vez que tanto la linaza como el concentrado de frutas y hierbas han hervido. Se mezclan estos dos junto a la nueva fruta o hierba elegida. Y, al final, el limón al instante.

Otras Recetas

Conchitas a la parmesana

Una de las recetas más entrañables y sabrosos del recetario marino, las conchas a la parmesana es un plato clásico y sumamente fácil de preparar. El piqueo perfecto que recomendamos acompañar con una cerveza o una copa de vino blanco o espumante.
Leer más
Otras Recetas

Cebiche Khuda (selva caliente)

Leer más

Cuéntanos cómo te salió esta receta