Regresar

Algarrobina

Algarrobina

Uno de los cocteles históricos de nuestro recetario coctelero nacional, la algarrobina definitivamente debe haber tenido un origen norteño, que según algunas fuentes, se remonta a la Colonia. Aunque hay variedad de recetas, recomendamos esta, que llega gracias a los amigos de Síbaris. Un ponche hogareño muy fácil de hacer.

Como siempre: busca el mejor pisco que encuentres, y preferiblemente, de una uva seca o mejor dicho, no aromática, que puede ser quebranta, negra criolla, mollar o uvina. Huevos frescos, una buena miel y ya.

Desde que su consumo se popularizó, dejó de usarse coctelera y se masificó el uso de la licuadora. Nosotros, sin embargo, optamos por usar el método tradicional. Ojo: que tenga leche y huevo no lo hace un desayuno, ¡eh!

Vierte en una coctelera el pisco, el jarabe, la algarrobina, la leche y la yema de huevo. Agita hasta que se mezclen bien los ingredientes, especialmente la miel.

Una vez que estén bien mezclados, agrega el hielo y vuelve a agitar, hasta que la mezcla obtenga la temperatura adecuada.

Vierte la mezcla en una copa previamente enfriada, usando doble colador. Termina con un poco de canela en polvo.

Tiempo
5 minutos
min
Dificultad
Dificultad Baja
Porciones
1
porción

INGREDIENTES

  • 1 1/2 onza de pisco
  • 3/4 de onza de algarrobina
  • 2 onzas de leche evaporada
  • 1/2 onza de jarabe de goma
  • 1 yema de huevo
  • Canela en polvo

CONSEJO

Usa buena miel y buen pisco. El grado de alcohol o dulzor, depende de ti.

Otras Recetas

Papa a la Huancaína

Un plato que también ha evolucionado desde su versión original, hecha con rocoto y queso fresco. En Lima Sabe nos tomamos ciertas licencias y combinamos algunas versiones modernas. Una receta fácil, simple y rápida.
Leer más
Otras Recetas

Anticuchos de don Juancito

Prendimos la parrilla donde don Juancito para que nos enseñe la receta de sus populares anticuchos. ¿El secreto? Sazona los trozos de corazón con sal de Maras y añade un shot de pisco para darles su particular sabor.
Leer más

Cuéntanos cómo te salió esta receta