Regresar

Una peruana es la mejor joven chef de Sudamérica

Su presencia llamó la atención durante la semifinal regional del S. Pellegrino Young Chef realizada en Lima. Con acento chileno pero de fuertes raíces peruanas (padre ayacuchano y madre nasquense), Elizabeth Puquio Landeo representaba a Chile en el concurso. Gracias a su plato “pescado de la costa” (a base de caballa que la conecta con los sabores de su infancia y la sazón materna) fue elegida la Mejor Joven Chef de Sudamérica y competirá, en el 2018, en la final global en Milán (Italia). No hay duda que la cocina hermana y la joven será el rostro de Latinoamérica. “Es un gran logro representar a Sudamérica y más aún porque soy mujer. Es un gran paso en mi carrera al que todo cocinero quiere llegar (…) Quiero compartir mis productos y demostrar que los ingredientes viajan sin fronteras alimentando creaciones”, comparte Elizabeth ya de regreso en Chile.

Ella llegó a Santiago en el 2014 -luego de trabajar en rankeados restaurantes como Central y Maido- y actualmente es chef de partie de Ambrosía a cargo de Carolina Bazán. “Hicimos un brindis con mis compañeros y Carolina (a su retorno). Mi día a día es hacer lo que me gusta y sacar un buen servicio con mis compañeros”, comenta la joven que lleva 10 años trabajando en cocinas pertenecientes a la lista de los 50 Mejores de Latinoamérica.

Elizabeth (27 años) se preparará para la final, en junio del 2018, de la mano de su mentor Rafael Osterling. Él formó parte del jurado en la semifinal junto con Harry Sasson (Colombia) y Rodolfo de Santis (italiano radicado en Brasil). “Será una gran oportunidad trabajar con Rafael. Me ayudará con mi plato hacia la final pues se presenta una versión mejorada”, explica.

Durante su paso por Lima, disfrutó al sentarse a diversas mesas como comensal. Ella considera que la cocina peruana debe “renovarse al demostrar cada vez más sus productos y cultura” para mantener su liderazgo gastronómico en la región. ¿Regresar al Perú? “¡De todas maneras! Es mi casa de toda la vida y si Dios me da la oportunidad de seguir creciendo en lo que más gusta, claro que sí”. La esperamos.

Cuéntanos tu experiencia