Regresar
Ficha Personal

Los Juanelos

Siete meses
Oficio: Criollazos
Comida favorita: El tacu tacu o cau cau del Superba
Bebida favorita: El Chilcanuelo o el Juanelo Sour
Alergias: A los candidatos presidenciales

Una comida con un bartender, un aprendiz de chef y un vegetariano: Los Juanelos

Se armó la jarana en Lima Sabe. Visitamos el mítico Superba, donde alguna vez resonaron las voces de Óscar Avilés y Chabuca Granda, actual hogar de Los Juanelos. Este trío de criollazos -hijos de la misma madre pero de distinto padre- han alborotado las redes sociales al acriollar desde el tema de "Star Wars" hasta "Candy". Aquí no existen Christian Ysla, Pierr Padilla ni José Roberto Terry. Cuando se ponen el traje, suena la guitarra y repica el cajón solo quedan Pedro, Antonio y Terry. Personajes nacidos con la obra "Las tres viudas", estrenada el año pasado, y que posteriormente se independizaron. En marzo lanzarán el show "Jarana electoral". ¡Cuídense candidatos!

“No hay improvisación en cuanto a la música”.

Las mesas del Superba se han arrimado para dar espacio al escenario de Los Juanelos. Es un martes y don Pedro, don Antonio ‘El Potro’ y don Terry terminan de grabar dos nuevos videos. Solo han bastado dos tomas para cada uno. Atrás quedó el celular, ahora una moderna cámara registra sus hits. Nos sentamos a la mesa con los sobrinos para descubrir -entre broma y broma- sus manías al comer y conversar sobre su gran amor: la música. Porque son ¡criollazos!

¿Por qué escogieron el Superba para grabar sus videos?

Pedro Juanelo (PJ): El Superba es un bar con tradición. Se creó en 1936 y ha sobrevivido. Aparte tenemos una gran amistad con los dueños. ¡Nada mejor para que sea la casa de los Juanelos! Y los chilcanos son espectaculares.

¿Qué plato piden siempre?

Antonio Juanelo (AJ): El tacu tacu montado porque soy vegetariano.
PJ: Pero en el show sí es recontra caníbal (risas). Yo pido cau cau. Aquí lo sirven con pan, pero a mí me gusta con su arrocito. Me hacen una preparación especial.
Terry Juanelo (TJ): He pedido un tamalito porque ya comí. Pero en el almuerzo me iría por el tacu tacu montado con suprema.

Ahora tienen sus propios tragos…

PJ: A Los Juanelos nos encanta estar muy relacionados…
AJ: Muy vinculados a la identidad.
PJ: Y el pisco es nuestra bebida bandera. Hace unas semanas se festejó la Semana del Chilcano y se nos ocurrió hacer el Chilcanuelo. Es que, de joven, el sobrino Christian estudió administración hotelera y trabajó de barman. Algo me transmitió a mí, Pedro. Entonces creamos el Chilcanuelo y el Juanelo Sour.
AJ: Además nuestros tragos hacen homenaje a la selva peruana. El Juanelo Sour lleva chuchuhuasi.
PJ: Es que somos de sangre caliente. ¡Pronto, el agüita de Potro! Ese va a ser con Rompe Calzón. (risas)

Pedro, ¿entonces eres el que tiene más afinidad con la cocina?

PJ: Solo en bebidas porque el sobrino José Terry es chef.
AJ: Todavía no nos ha cocinado nada, pero es chef.
TJ: Cuando acabó el cole, el sobrino José Terry no sabía qué estudiar. Se metió a estudiar gastronomía un año. La carrera era de dos, pero él solo estuvo un año.

¿Qué aprendiste? ¿Qué preparas en casa o a tus amigos?

TJ: Pocas cosas…
AJ: A sus amigos no sé porque a Christian y Pierr no les ha preparado nada.
PJ: Cada vez que Christian y Pierr van a su casa, José levanta el teléfono: ‘aló, chifa’ (risas).
TJ: Me acuerdo que me salían bien el ají de gallina y las pastas. Ahora entro a la cocina para servirme agua. Hace nueve años que estudié, me acabo de dar cuenta y me he sentido mal (ríe).

¿Y en tu caso, Antonio?

AJ: Mi sobrino Pierr cocina porque tiene un hijo de 9 años.
PJ: ¡Que come!
AJ: ¡Desgraciado! ¡Cómo come ese niño!

¿Por qué decides volverte vegetariano?

AJ: Era una propuesta más saludable. Las primeras semanas fueron un poco complicadas, ya no. Ahora es parte de mi rutina. Ya van dos años.

¿Alguna alergia al momento de comer?

PJ: Nada.
AJ: A los mariscos.
TJ: A la carne de avestruz (Todos lo miramos sorprendidos). Cada vez que he comido se me cierra el pecho, no puedo respirar.
AJ: ¿Y dónde lo probaste?
TJ: En la casa de un tío. Y cuando estudiaba cocina me di cuenta porque una vez hicimos comida con carne de avestruz…
PJ: Yo creo que era carne de pelícano (risas).

¿Son quisquillosos a la hora de comer?

PJ: No me gustan ni el rabanito ni el nabo. Fuera de eso, todo.
AJ: Cuando me volví vegetariano aprendí a comer de todo… De todo, vegetariano.
TJ: Como de todo.

¿Cómo fue la niñez de Los Juanelos?

PJ: Nuestra madre nos tuvo separaditos. En un momento, de pronto, nos dimos cuenta que éramos hermanos. ¡Pronto, la obra de Los Juanelos! Ahí vamos a explicar de dónde vienen (risas).

¿Un amor para Los Juanelos?

AJ: La música.
PJ: La jarana.
TJ: El criollismo.

¿Un cantante criollo?

AJ: El Zambo Cavero.
PJ: Los embajadores criollos.
TJ: ¡Willy Terry pues! (padre del sobrino José Terry).

¿Todas las canciones se pueden acriollar?

AJ: No todas.
PJ: Hay unas más difíciles que otras.
TJ: Como “El ras tas tas”.
AJ: Es difícil acriollar canciones sin melodía.
PJ: O que no tienen una melodía muy clara.
AJ: Y es casi imposible acriollar géneros que se cantan rapeados o de forma picadita porque normalmente no tiene un argumento melódico claro. Son solamente ritmo.

¿A partir de Los Juanelos han encontrado más chicos interesados en la música criolla?

AJ: Muchos jóvenes valoran el hecho de que nosotros, a través de la música y el humor, volvamos a poner en cartelera la música peruana.
PJ: A nosotros en realidad nos gusta la música criolla. [Pierr es nieto del cantante y compositor Abelardo Vásquez y José Roberto es hijo del guitarrista Willy Terry]. En ningún momento nuestra intención ha sido la burla o el chiste. Al contrario, nuestra intención es siempre tener en alto la música criolla.

Lanzaron “El vacilón de los candidatos”. ¿Por qué meterse con un tema sensible?

PJ: En entrevistas siempre vamos a ser Los Juanelos y como grupo tenemos reglas. Entre estas está el no meternos ni con políticos ni con deporte o religión. Temas un poco sensibles. Pero esta situación política está tan fregada. ¡Nos da pena! Ya es imposible quedarnos ajenos. Pensamos: ‘no nos gustan los candidatos y no somos parte de ningún partido’. Entonces mantengamos esa posición.
AJ: Estamos en contra de la forma de hacer política en nuestro país. Sí creemos que es posible hacer una política limpia, transparente y que realmente sea en pro del pueblo. Pero la forma en la que se viene haciendo política en estos últimos 30 años es terrible. Tenemos que vivir con estos personajillos haciendo de todo para tener un porcentaje de electores alto que les permita llegar a la presidencia. Eso es nefasto.

Los Juanelos nacieron con la obra “Las tres viudas” ambientada en 1920. ¿Hay algo de esa época que les gustaría aún se mantenga?

AJ: La identidad.
TJ: Claro.
AJ: Que la gente realmente valore las tradiciones peruanas. Por decir, en esa época la prioridad era la música peruana antes que la foránea. Queremos que la gente escuche su propia música por eso ya no solo hacemos temas criollos. También hay afroperuanos y marinera norteña. En realidad hacemos música peruana. En son de broma decimos que nos demoramos 10 minutos para versionar una canción, pero crear esa música es algo que viene con nosotros de toda la vida. No hay improvisación en cuanto a la música.

Cuéntanos cómo te salió esta receta