Regresar

Tips para armar un huerto en tu casa

Es hora de ensuciarnos las manos. Vamos a crear nuestro huerto. ¿Crees que por vivir en un pequeño departamento es imposible? Olvídate de las dificultades y conviértelas en alternativas. “No es necesario ser un experto, ni tener un gran espacio -nos aconseja Teté Ballón de la organización Cultiva Lima- Se trata más de cuánto quieres aprender en el proceso. Lo más interesante de crear un huerto en la ciudad es romper los mitos y usar al máximo nuestra creatividad. La naturaleza ofrece miles de posibilidades”. Así comenzamos nuestro jardín comestible, que usa al máximo los espacios disponibles y donde deben estar presentes hortalizas, frutas, hierbas y flores. Ballón, quien dictará un taller al respecto este mes, nos brindó algunos tips iniciar nuestro espacio verde.

VENTAJAS DE TENER UN JARDÍN EN CASA

– Para empezar, es un paso para comer más sano. Vas a probar tu propia cosecha: alimentos frescos, de temporada y libres de productos químicos. También facilita la experimentación en la cocina, al usar hierbas y verduras que normalmente no usas.
– Un espacio verde genera un cambio en el paisaje, mejora el entorno y promueve la integración entre las personas que comparten el proyecto. Es un compromiso, pero también debe ser divertido.
– Si hay niños, será una oportunidad para enseñarles a cuidar y respetar la naturaleza. Al armar un huerto es imposible no ensuciarse, a través de este contacto con la tierra ellos comienzan a entender a las plantas como seres vivos y a valorarlas, verán de dónde vienen sus alimentos, ayudarán a cultivarlos y estarán más abiertos a comerlos.

TIPS PARA ARMAR TU HUERTO

1. El plan: dónde, cómo y qué

El lugar: lo primero es buscar un buen sitio para las plantas. Se necesita un espacio con ventilación (las corrientes de aire ayudan a disminuir la humedad y así bajan los riesgos de que los bichos u hongos aparezcan) y buena entrada de luz solar (aunque las vendan como plantas de sombra). Puede ser cerca a una ventana, una pared, un patio, un balcón o una terraza. Si tienes mascotas, busca un lugar poco accesible para ellas.
Los contenedores: se pueden usar macetas de cualquier material o contenedores reciclados (botellas de plástico, cajas de frutas, baldes, etc.)
Qué sembrar: el espacio y la temporada de cultivo son dos factores importantes. Hay plantas pequeñas que van bien en espacios reducidos (macetas) como las hierbas aromáticas y culinarias, lechugas de hoja, zanahorias y fresas. Asimismo se deben respetar los tiempos (si la planta es de verano o invierno), esto facilita el crecimiento y ayuda contra los bichos y enfermedades. Lo mejor es comenzar con algo sencillo (como las hierbas aromáticas) y poco a poco ir avanzando así también conseguirás diversidad.

2. Empieza el armado

El suelo: es importantísimo tener una buena mezcla de tierras donde las plantas crezcan. Usa abonos orgánicos (como compost o humus de lombriz) para que la planta consiga los nutrientes necesarios.
– Trasplanta o siembra las verduras/hierbas que elegiste. Ten en cuenta las características y el espacio que cada una necesita para crecer.

3. Los cuidados y mantenimientos

– Las plantas necesitan ser regadas todas las semanas. Y cuando hace más calor ellas también necesitan más agua.
– Hay insectos beneficiosos (polinizadores) como las mariposas y las abejas. Las atraerás con flores.
– Los olores del hinojo y el romero repelen a ciertos insectos que se comen las verduras. Cultiva estas hierbas.

MÁS INFORMACIÓN

Taller Jardines comestibles con Teté Ballón.
Lugar: Centro Cultural Británico. Bellavista 531, Miraflores.
Fechas: Del miércoles 13 de abril al miércoles 4 de mayo, de 10 a.m. a 1 p.m. (grupo 1). Del sábado 16 de abril al sábado 7 de mayo, de 10 a.m. a 1 p.m. (grupo 2).
Informes: 615-3636 / 615-3627 / 615-3625

Cuéntanos tu experiencia