Regresar

Rímac: un distrito por redescubrir [FOTOS]

  • No se puede conocer Lima sin haber bajado el puente. El Rímac se convertirá en la nueva sede de Mistura del 26 de octubre al 5 de noviembre. Previo a la sabrosa fiesta, recorrimos las calles de un distrito que es cuna de nuestro sabor y tradición.
  • Entrar al Rímac es volver en la historia: un barrio colonial, de casonas y callejones. Nada más cruzar el puente llegamos al Jr. Trujillo que alberga espacios emblemáticos como la Casa Hatuchay, parte de la que fuera una de las casas del Virrey Amat y después hogar del gran pintor peruano, Sérvulo Gutiérrez.
  • Paseamos por el Jr. Trujillo, peatonal y flanqueado por casonas coloniales con balcones. Recordemos que Rímac es tradición, no por nada sus calles albergan el 40% del patrimonio cultural de Lima y es considerado Patrimonio Mundial por la Unesco.
  • Seguimos caminando y nos topamos con una joya en miniatura: la capilla Nuestra Señora del Rosario. Singular por sus dimensiones (5 m. de ancho, 12 de largo y casi 10 de alto) y arquitectura, hecha de adobe, quincha, madera y ladrillo.
  • La placa señala 1555 como su año de fundación, pero recién en el s. XVII se tienen noticias de ella como capilla. La imagen de Nuestra Señora del Rosario está en el retablo del altar mayor, debajo aparece el Señor del Triunfo.
  • Finalmente el Jr. Trujillo desemboca en la Iglesia de San Lázaro donde se casó la famosa Micaela Villegas, la 'Perricholi', con José Vicente Echarri, y donde se encuentra una de las higueras que sembró el conquistador Francisco Pizarro. La construcción destaca por su estilo neoclásico.
  • Siguiendo por el jirón Chiclayo se llega a la Alameda de los Descalzos hecha imagen y semejanza de la Alameda de Hércules de Sevilla. En 1856, durante el segundo gobierno de Ramón Castilla, se mandó colocar las esculturas.
  • A lo largo de la alameda encontramos 12 estatuas de mármol de Carrara que representan a los signos del zodiaco. En la foto Escorpio, representado por el dios Eros. Aún nos queda por visitar el Convento de los Descalzos, el Paseo de las Aguas y más. Será para otro recorrido.
No se puede conocer Lima sin haber bajado el puente. El Rímac se convertirá en la nueva sede de Mistura del 26 de octubre al 5 de noviembre. Previo a la sabrosa fiesta, recorrimos las calles de un distrito que es cuna de nuestro sabor y tradición. Entrar al Rímac es volver en la historia: un barrio colonial, de casonas y callejones. Nada más cruzar el puente llegamos al Jr. Trujillo que alberga espacios emblemáticos como la Casa Hatuchay, parte de la que fuera una de las casas del Virrey Amat y después hogar del gran pintor peruano, Sérvulo Gutiérrez. Paseamos por el Jr. Trujillo, peatonal y flanqueado por casonas coloniales con balcones. Recordemos que Rímac es tradición, no por nada sus calles albergan el 40% del patrimonio cultural de Lima y es considerado Patrimonio Mundial por la Unesco. Seguimos caminando y nos topamos con una joya en miniatura: la capilla Nuestra Señora del Rosario. Singular por sus dimensiones (5 m. de ancho, 12 de largo y casi 10 de alto) y arquitectura, hecha de adobe, quincha, madera y ladrillo. La placa señala 1555 como su año de fundación, pero recién en el s. XVII se tienen noticias de ella como capilla. La imagen de Nuestra Señora del Rosario está en el retablo del altar mayor, debajo aparece el Señor del Triunfo. Finalmente el Jr. Trujillo desemboca en la Iglesia de San Lázaro donde se casó la famosa Micaela Villegas, la 'Perricholi', con José Vicente Echarri, y donde se encuentra una de las higueras que sembró el conquistador Francisco Pizarro. La construcción destaca por su estilo neoclásico. Siguiendo por el jirón Chiclayo se llega a la Alameda de los Descalzos hecha imagen y semejanza de la Alameda de Hércules de Sevilla. En 1856, durante el segundo gobierno de Ramón Castilla, se mandó colocar las esculturas. A lo largo de la alameda encontramos 12 estatuas de mármol de Carrara que representan a los signos del zodiaco. En la foto Escorpio, representado por el dios Eros. Aún nos queda por visitar el Convento de los Descalzos, el Paseo de las Aguas y más. Será para otro recorrido.


Cuéntanos tu experiencia