Regresar

Perú enfrenta su primer reto en el Bocuse D’Or

Palmiro Ocampo partió rumbo a México. Sus maletas lucen un sticker con el logo del concurso Bocuse D’Or y la bandera peruana. Una imagen que se debe destacar pues es la primera vez que nuestro país competirá en el concurso mundial de gastronomía. Él se batirá contra otros 11 cocineros latinoamericanos para conseguir un puesto en la gran final a desarrollarse en el 2017. Solo tres de ellos lo conseguirán. El chef de 1087 Bistro confía ser uno de ellos.

Muchos comparan el Bocuse D’Or con los Juegos Olímpicos. Unos mundiales de la gastronomía, celebrados cada dos años en Lyon (Francia), donde cada cocinero demuestra toda la riqueza y creatividad culinaria de su país. Todo inició en 1987 como homenaje a uno de los cocineros más famosos del mundo: Paul Bocuse.

Este jueves 11 y viernes 12 se realizarán las eliminatorias para la región. Palmiro, junto con su asistente Anthony Castro, tendrá 5 horas 35 minutos para preparar dos platos (uno de carne y otro con pescado) que conquisten al jurado presidido por Gastón Acurio.

 

bocuse2

Palmiro Ocampo en Mistura 20105.

LA DUPLA

De joven, Ocampo invertía todo su dinero en comer rico y tras dos carreras truncas -medicina y psicología- sus padres finalmente aceptaron que tendrían un hijo chef. Pasó por las cocinas de Noma y El Celler de Can Roca (ambos se han llevado el título de Mejor Restaurante del Mundo por la revista “Restaurant”) y hoy se encuentra en Lima con los proyectos 1087 Bistro y Q’upa: reciclaje culinario.

A sus 21 años, Anthony Castro es el sous chef en 1087 Bistro. Además ha trabajado en Astrid & Gastón y Gustu (restaurante escuela boliviana que abrió el cocinero y empresario danés Claus Meyer, el mismo creador de Noma).

El equipo peruano que compite en el Bocuse D’Or está conformado por:
• Palmiro Ocampo (chef candidato)
• Anthony Castro (asistente)
• Hajime Kasuga (coach)
• Hervé Galidie (presidente del equipo peruano)

COMPETENCIA DULCE

Los chefs pasteleros Raúl Cenzano y Johnny Casaverde también cogieron sus maletas rumbo a México para conseguir un cupo en el campeonato “Coupe du Monde de la Pâtisserie”.

Cuéntanos tu experiencia