Regresar

¿Ganas de turrón? En esta nota te decimos cuáles son los mejores de Lima

¿Quieres saber qué turrón comprar este fin de semana? En Lima Sabe recopilamos la selección de nuestros seguidores en Facebook, le sumamos unos más de nuestra propia cosecha, y organizamos una cata a ciegas con paladares autorizados: María José Jordán, jefe de pastelería del restaurante Ámaz, y Luis Repetto, un reconocido especialista en cultura limeña.

La historia de este postre se pierde en las brumas de la leyenda. De todas la versiones que se escuchan sobre su origen, la más difundida sostiene que lo creó una mujer de raza negra en agradecimiento al Sr. de los Milagros: una tal Josefa Marmanillo, doña Pepa. Pero como decimos: nadie puede garantizar la veracidad de esta historia. Sin embargo, alguna relación debe existir entre el postre y la imagen del Cristo Morado, ya que ambos se adueñan de la calles del Centro de Lima y de los corazones de los limeños al mismo tiempo. ¿O esto también es casualidad? ¿Lo sabremos alguna vez? Ojalá…

Lo cierto es que los limeños amamos este postre desde hace algunos cientos de años. Las acuarelas de Pancho Fierro y los relatos costumbristas nos han dejados imágenes de morenas turroneras cuyos pregones retumbaron en las calles de Lima hasta el siglo XIX. Es más, las vivanderas que venden turrón hasta el día de hoy en los alrededores de la Iglesia de las Nazarenas cada vez que alista para salir el Cristo Moreno, no son sino ecos amplificados de esa tradición centenaria. Los limeños no solo somos mazamorreros.

Por eso, hace un par de semanas lanzamos la pregunta en nuestra cuenta de Facebook, para que nuestros lectores nos digan cuáles eran sus turrones favoritos. De los miles de turrones que se hacen en Lima en estas fechas, nuestros seguidores escogieron unos cuantos. Solo teníamos que ir a comprarlos, probarlos y darles nuestra opinión. Pero para que la evaluación sea absolutamente objetiva, convocamos a dos jueces imparciales para que los prueben a ciegas. Es decir: no sabían dónde habíamos comprado las 8 muestras que tenían delante.

Cata Turron_01

Vale decir que los turrones los compramos todos el mismo día y que nos tomamos la libertad de incluir un par de muestras que no se mencionaron en la encuesta que hicimos en nuestra cuenta de FB, pero que las encontramos en las redes mencionadas con bastante entusiasmo. Ah, también debemos confesar que hubo dos turrones que no pudimos conseguir: el del Club Nacional, por su difícil acceso –hay que ser socio para ingresar y comprarlo– y el de la marca Joel, que nos fue imposible conseguir el mismo día. Si acaso los conseguimos, prometemos incluirlos en un futuro.

Nuestros catadores tienen todas las credenciales para opinar sobre el tema. María José Jordán no solo es jefe de pastelería en el restaurante Ámaz, sino que fue una de las tres finalistas del concurso mundial de jóvenes cocineros de San Pellegrino, realizado en Milán en junio pasado, luego de haber quedado primera en la región de América Latina y el Caribe. Luis Repetto, por su parte, es una de las principales autoridades en materia de cultura en nuestro país. Fue director del Instituto Nacional de Cultura –hoy Ministerio de Cultura– y conduce un programa en TV Perú llamado Museo Puertas Abiertas. Es, además, un confeso amante del turrón.

Cata Turron_06 Cata Turron_05

 

Para valorar los turrones los numeramos del 1 al 8. Los miembros del jurado tenían que evaluar tres criterios: la masa, la miel y los caramelos, e incluir un comentario complementario, además de su evaluación final, con una valoración del 1 al 10. La cata duró aproximadamente una hora, y se realizó la noche del jueves 1ro. de octubre en las oficina de Apega, en Magdalena. Para sacar el valor final de cada muestra, se sumaron los dos puntajes. Simple. Como fue sobre 20, hay aprobados –más de 10– y desaprobados –menos de 10–, como en el cole.

Los resultados finales los numeramos del 1 al 8, en el orden en que se cataron, e incluimos en cada caso un comentario sobre cada turrón, los datos básicos de su origen (dirección, teléfono, horarios de atención y precio del turrón por kilo o porción), y al final, el valor dado por ambos catadores. Estos resultados, sin embargo, no pretenden ser definitivos ni absolutos. Son, finalmente, el puntaje dado por jueces con gustos específicos, con sus propias preferencias, con un pasado y un presente muy distintos entre sí. Bueno, sin más preámbulo, acá los resultados:

Cata Turron_02 Cata Turron_04

1. Turrón San José. No podíamos dejar de incluirlo en la prueba porque fue el que nuestros seguidores en FB pidieron con mayor devoción. Sin embargo, fue el que se sintió más sintético, es decir, industrial. Acaba de cumplir 50 años. Sin duda, todo pasado fue mejor para el clásico “suaveciiiiito”. Dirección de compra: Av. Tacna cuadra 5, Lima / Horarios de atención: – / Teléfono: – / Precio: S/. 22 el kilo. Puntaje: 8.

2. Nazarenas. De masa suave, que se deshacía, y miel sabrosa, este turrón se prepara desde hace más de 60 años y tiene seguidores muy devotos. ¡Aprobado! Dirección: Jr. Huacavelica 431, Lima / Horario: durante todo el mes de octubre, de 6.30 am a 8 pm todos los días (por campaña) / Teléfono: 428–0107 / Precio: S/. 14 el kilo. Puntaje: 12.

3. Pastelería San Martín. Aprobado con las justas. Seguro tuvo un pasado mejor (funciona desde 1930). Hoy, sin embargo, su turrón tenía la miel un poco tostada, aunque su masa estaba sabrosa. Dirección: Nicolás de Piérola 987, Lima (frente a la Plaza San Martín) / Horario: de lunes a domingo de 9.30 am a 9.30 pm / Teléfono: 428–9091 / Precio: S/. 34 el kilo. Puntaje: 11.

4. Elia Ristorante. El color de su masa llamó la atención, por ser casi naranja. Se notó compacta, sin embargo. La miel estaba bien distribuida –la mejor del grupo–, aunque sobre tostada. Ah, es restaurante por si acaso, así que solo tienen turrón en temporada. Preparan también turroncitos pequeños y la porción solo sale a partir de medio kilo. Aprobada con las justas. Dirección: Av. Javier Prado Oeste 299, Magdalena / Horario: de lunes a jueves de 8 am a 10:30 pm; viernes y sábado de hasta las 11, y domingo, hasta las 4.30 pm / Teléfono: 262–9508 / Precio: S/. 36 el kilo. Puntaje: 11.

Turron Principal_02

5. Huérfanos. Una de las dos porciones mejor valoradas (14). Destacó su masa compacta y de buen sabor, así como su miel, aunque pudo estar un poco más densa. Los caramelos, como deben ser: de varios tamaños y hasta con mensaje. Ah, es la de mayor trayectoria de la muestra: más de 120 años. Dirección: Jr. Paruro 700, Lima / Horario: de lunes a sábado de 6.30 am a 8.45 pm; domingos hasta las 7 pm / Teléfono: 428–6273 / Precio: de S/. 20 y S/. 25 soles el kilo. Puntaje: 14.

6. El Buen Gusto. Jalado. Tanto la masa como la miel estaban pasadas de cocción, lo que le daba un sabor amargo al final. Lástima, porque tenía buenos comentarios. Dirección: Torre Tagle 245, Miraflores; Av. El Polo 297 / Horario: de lunes a sábado de 8 am a 8 pm, y domingos hasta las 2 pm / Teléfono: 445–8737 y 437–2506 / Precio: S/. 38 el kilo. Puntaje: 8.

7. Pastelería Ítalo. No solo fue uno de los más y mejor mencionados en las redes, sino que confirmó su prestigio en nuestra mesa. Su masa es suave y se deshace, aunque no es tan sabrosa; pero con la acidez de su miel crean una buena combinación. Podría tener más caramelos, eso sí, y quizás hasta mejor trato en tienda. Dirección: Jr. Salaverry 501, Magdalena / Horario: de martes a domingo de 9 am a 9.30 pm / Teléfono: 263–1333 / Precio: S/. 40 el kilo. Puntaje: 14.

8. Tanta. Fue quizás la decepción de la noche. De hecho, fue la única muestra que no encajaba dentro del concepto de turrón tradicional, por sus sabor. Su masa sabía distinto a las demás y la miel tenía notas a algarrobina que no se asocian al producto típico. Solo tenía grageas pequeñas. Dirección: Av. 28 de julio 888, Miraflores / Horario: de lunes a sábado de 8 am a 12 am, y domingos hasta las 10 pm / Teléfono: 447–8377 / Precio: la porción, de no más de 150 gramos cuesta S/. 11. Puntaje: 8.

Un último comentario: debemos reconocer que los jueces fueron un tanto duros en su valoración; pero ninguno cayó rendido ante ningún turrón. Así que búsqueda del turrón perfecto, continúa. ¿Alguna recomendación?

Cuéntanos tu experiencia