Regresar

Día de la Mujer: Tres cocineras luchadoras y su presencia en Mistura

La generosidad es su principal característica. Las mujeres de los comedores populares llevan platos de comida -caseros, sabrosos y económicos- a las mesas de las personas más necesitadas. Día a día, se reúnen en una cocina solidaria para multiplicar unos insumos que muchas veces no son suficientes. Ellas también son emprendedoras y han encontrado en estos espacios un lugar de crecimiento. El año pasado, Mistura otorgó el premio Teresa Izquierdo a tres comedores populares de Lima Metropolitana liderados por tres destacadas mujeres. Recordamos sus historias en el marco del Día de la Mujer.

 

1. Aurea Carranza – Comedor popular Santa Luciana (Comas)

La señora Carranza abrió las puertas de su hogar a sus vecinos. Ella es la presidenta del comedor popular, ubicado en su propia casa, y con sus compañeras hace malabares para multiplicar los insumos que compran. Aurea Carranza trabaja desde hace 25 años en comedores populares y asegura que el presupuesto asignado es el mismo desde su ingreso. En tanto, los productos suben sus precios, el dinero solo alcanza para nueve meses y los tres restantes hay que ingeniárselas. A ella no le intimida, es cuando nace el ingenio. El año pasado compartió con los asistentes a Mistura su plato bandera: la pachamanca de pescado.

2. Irene Ramírez – Cocina familiar Nº89 Santa Rosa de Lima del Sol (Santa Anita)

Hace casi 50 años, Irene Ramírez realizó el camino Ayacucho – Lima por la situación laboral de su esposo. Escapó de la violencia que sufrió la zona, pero no se vio ajena a ella cuando se unió a los comedores populares en 1985. “Los terroristas nos dijeron que estábamos apoyando al gobierno. Tuvimos que guardar silencio porque ya habían asesinado a una dirigente de los comedores”, recordó el año pasado. El tiempo pasó y ahora es la presidenta e impulsora del comedor que atiende a unas 85 personas a diario. No hay sueldos ni seguros pero de lunes a sábado, ella y otras 14 mujeres acuden a preparar los platos. En Mistura prepararon un sabroso pollo al maní en punto de cuy.

3. July Vásquez – Comedor popular Cristo Única Esperanza (Carabayllo)

La presidenta del comedor prefiere los negocios a la cocina. Fue una de sus compañeras quien creó la doncella frita con la que conquistaron Mistura. July no terminó la primaria, pero con ingenio salió adelante. A los 9 años trabajó como cocinera en la casa de una familia y más adelante compró su propio terreno con lo ganado por vender verduras en el mercado. Ella inició el comedor tras convencer a sus vecinas de armar una olla común. Primero se prestaban las ollas y luego consiguió unas propias para atender a unos 80 socios. Sin duda, una mujer luchadora y emprendedora.

 

El dato: Según el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) existen más de 3.000 comedores populares en Lima Metropolitana y más de 14.000 en todo el Perú.

 

Cuéntanos tu experiencia