Regresar
Ficha Personal

Frank Alvarado

24
Oficio: Jefe de barra de El Mercado
Comida favorita: Ají de gallina
Bebida favorita: Tropical maya
Alergias: Ninguna

Conoce al mejor bartender del Perú elegido por World Class: Frank Alvarado

Frank Alvarado es un apasionado del ron y de los videojuegos; además, desde la semana pasada, es el campeón del World Class Perú 2017. El jefe de barra del restaurante El Mercado partirá a México para representarnos, frente a otros 60 participantes a nivel mundial, en la final que se desarrollará del 19 al 24 de agosto. Frank no se lo toma a juego. Ya empezó a entrenar pues sabe lo reñida que será la competencia: en un solo día puedes llegar a preparar 8 cocteles. A México, llevará su espíritu festivo que bien plasmó en Al Ma (combinación de aloha y mahalo; bienvenidos y gracias) el bar tropical de sus sueños o, mejor dicho, que en unos años piensa volver realidad.

Todos los bartenders estamos encaminados en trabajar con insumos de la Amazonía”

¿Cómo será tu preparación para la gran final en México?

No puedo perder el tiempo. Faltan dos meses y desde ya voy a ver videos, hacer creaciones de cocteles, ver técnicas de actuación, practicar speed rounds… Primero conversaré con bartenders, de acá, con experiencia como David Romero y Joel Chirinos  (ganadores del World Class Perú en 20105 y 2016, respectivamente). La última semana de julio iré a Cartagena (Colombia) para un bootcamp. Será una semana de full training con bartenders de Brasil, Chile y Argentina. Recién dos semanas antes de ir a México nos darán los temas de la competencia.

¿Qué esperas del bootcamp?

Aprender bastante. Asistirá gente muy relacionada a la coctelería. Se tocarán temas como cata a ciegas, actuaciones y técnicas que me van a servir.

¿Cuál crees que es tu debilidad?

En cata a ciegas, no soy muy fuerte en cuanto a whisky. Es lo que tengo que practicar: catar, probar, conocer más de la historia.

¿Qué te motivó a participar en el World Class Perú?

Sigo la competencia desde antes que llegara al Perú (2014) y he visto el cambio, año tras año, en cuanto a los desafíos. El año pasado participé por Astrid & Gastón, fue mi primer concurso y creo que todavía no era el momento. Me faltaban muchas cosas. Este año, me animé a participar de nuevo, practiqué día y noche y lo di todo. Estoy muy feliz de haber ganado.

¿Cómo te iniciaste en el mundo de la coctelería?

Estoy metido en este rubro desde hace siete años. Es raro porque salí del colegio y por una recomendación me mandaron a estudiar bar, sin saber de licores. Mientras más estudiaba, más me llamaba la atención mezclar licores, los sabores, su historia. Empecé a ver videos, comprar libros y hasta ahorita es lo que más me gusta.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Nunca hay que rendirse, sé perseverante, aporta a un lugar y con humildad vas a llegar muy lejos.

¿Qué define tu estilo tras la barra?

Es divertido. Una coctelería fresca donde las frutas son protagonistas y con mucha armonía.

En la final presentaste el concepto del bar de tus sueños. Cuéntanos más acerca de Al Ma.

En un par de años lo voy a implementar. Es tal cual lo vieron: tropical y mucha presencia de insumos amazónicos y andinos. Es un bar alegre y con coctelería súper buena. Me gusta la coctelería tiki ya que es un poco más divertida. Puedes hacer cosas artesanales, emplear tus propios licores, reinventar barricas, hacer tus propios jarabes. También trabajar con rones que a mi me encanta, soy un apasionado.

¿Cómo ves el futuro de la coctelería en 50 años?

Pueden pasar tantas cosas y nosotros tenemos que aprovechar, buscar sabores y balances. Como durante la escasez de limón, se reemplaza con otro cítrico. Para la industria es importante enfríar los cocteles. Me imagino un futuro sin agua y hielo, entonces se puede jugar con nitrógeno líquido. También está el tema de reciclaje y sostenibilidad. Por ejemplo, preparé un coctel y aprovechaba la cáscara de cacao como cristalería.

¿La Amazonía es nuestra principal despensa no aprovechada?

Hay frutas increíbles de la Amazonía -como el sachatomate o el mucílago de cacao- pero el público no los valora. Acá solo se trabaja con naranja y limón. Debemos trabajar de la mano con los productores para que -a través de nuestra coctelería- se valore su trabajo e insumos. Todos los bartenders estamos encaminados en trabajar con estos productos, aplicarlos a la coctelería y tenerlos en la barra para que la gente los conozca.

Cuéntanos cómo te salió esta receta