Regresar

Semana del Vino Peruano: explorar e ir más allá del vino dulce

Lo que puede parecer una pequeña iniciativa demuestra el giro que ha dado el vino peruano en los últimos años. Central -sí, el mejor restaurante de Latinoamérica y el quinto a nivel mundial- llegó a un acuerdo con Viña Tacama para comprar una barrica de su vino top Don Manuel -escogido por los sommeliers del restaurante- y embotellarlo en exclusiva para Central. Antes, un local de su talla no hubiera unido su nombre al de una bodega nacional. “Ha sido un punto de inflexión maravilloso para el vino peruano. Una conexión entre sommeliers, restaurantes y bodegas”, refiere Carlos de Piérola, impulsador de la Semana del Vino Peruano que se realizará hasta el 23 de julio en medio de catas, cenas maridaje  y degustaciones.

El viejo estigma que arrastraba el vino peruano se ha dejado de lado. En los últimos años, cada vez más personas toman conciencia de la existencia de etiquetas de calidad (respaldadas por las medallas ganadas), sostiene el también director del portal especializado Barricas.com. Asimismo, indica que se ha consolidado su presencia en los restaurantes (de nivel medio y alto) uniendo así en la mesa la rica gastronomía peruana con sus mejores uvas. “La gran función del vino es realzar la experiencia gastronómica. El vino peruano ha conseguido la diversidad y calidad suficiente para satisfacer en las diversas comidas. Pero no tenemos un hábito enraizado de su consumo, recién comienza a bajar a estratos medios y medios bajos”, agrega.

Entonces, ¿cómo ampliar o llegar a ese nuevo público? Para De Piérola, no hay duda que el consumidor peruano está muy acostumbrado al vino dulce. “Cuando le hablas de vino seco se asusta”, enfatiza. Como buen docente, su respuesta es obvia: educación. “Al ampliar sus horizontes, ese consumidor será más explorador y abierto a probar nuevos vinos y disfrutarlos”, indica. Un primer acercamiento se puede dar con cepas más amables como el malbec. “Especialmente con cepas sin mucha potencia de madera. Que no tengan tanto añejamiento sino que destaque la fruta y juventud. Eso los hace más versátiles para acompañar la comida”, recomienda.

LOS RESTAURANTES SE UNEN A LA CAMPAÑA

En su cuarta edición, la Semana del Vino Peruano arranca la campaña “Aquí ofrecemos vinos peruanos” que estará presente durante un año. Busca reunir a 100 locales a nivel nacional (restaurantes y tiendas) que lucirán una calcomanía con este lema como una suerte de certificación en base a su carta de vinos. La motivación detrás de sumar etiquetas peruanas está en línea con los movimientos de kilómetro 0 y la estacionalidad. “Tenemos que mirar más cerca. Por supuesto, si fuera pésimo no se apoyaría; pero hay calidad y un deber de todos los profesionales del sector a acercarse al vino peruano. Hay un renacimiento, démosle una oportunidad y abramos las puertas”, subraya el experto.

Hasta el 23 de julio se desarrollarán catas, comidas y degustaciones alrededor de las mejores etiquetas nacionales pues no solo aparecen bodegas de Ica sino también de Arequipa. Una de las actividades más esperadas es la cena maridaje (en 6 pasos) que ha preparado Arlette Eulert en el restaurante Matria donde sus platos estarán en buena compañía con chardonnay, sauvignon blanc y malbec-merlot peruanos, entre otros.

PROGRAMA

calendario

 

Cuéntanos tu experiencia